Con una eucaristía y una fraternal cena, la Zona del Maipo dijo adiós al 2013